‘Germina Empleo’ Alcaraz conoce la historia e infraestructuras de la Comunidad de Regantes de mano de su presidente, Juan Antonio Catalán

El presidente de la Comunidad de Regantes de Alcaraz Juan Antonio Catalán, explicando a l@s participantes de Germina Empleo

El martes día 7 de julio, como parte del itinerario de formación en agroecología del proyecto Germina Alcaraz, impartido por la Asociación Llanero solidario, se realizó una visita a la Comunidad de Regantes, invitadas por el ingeniero agrónomo y presidente de la Comunidad de Regantes, el señor Juan Antonio Catalán.

La visita inició en la sede Administrativa de la Comunidad de Regantes. Allí Juan Antonio nos introdujo la importancia del agua, y cómo la acequia representa “las raíces más profundas de nuestro pueblo”. La historia de la acequia se remonta a los árabes, quienes construyeron sus asentamientos urbanos en lugares donde pudieran garantizar el acceso al agua a sus cultivos, desarrollando estas obras de ingeniería que permanecen hasta hoy en pueblos de tradición hortelana, como es el caso de Alcaraz.

En la oficina también nos hizo conocer los mapas en los cuales se muestran los terrenos que abarca la Comunidad de Regantes en la región, que en la actualidad cuenta con 400 comuneros con derecho al agua en proporciones dependiendo del terreno y en los horarios que vienen establecidos “desde tiempos inmemoriales”. También nos indicó cómo consultar el SIGPAC como herramienta para conocer cada parcela, sus usos, tipo de regadío y ubicación.

Conociendo las oficinas y el manejo de la Comunidad de Regantes

A continuación, fuimos a conocer la Presa del Curato, de la cual se provee el agua para los huertos de Alcaraz, entre ellos en el que está ubicado el proyecto de Germina Empleo. En el recorrido, Juan Antonio nos recordó que el agua es un bien de dominio público, y la necesidad de defender su uso y aprovechamiento por parte de la sociedad para garantizar la permanencia de las actividades agrícolas en la región. También nos enseñó los muros más antiguos de la acequia, construidos por los árabes y que se conservan hoy en día como muestra del patrimonio histórico de este tipo de prácticas agrícolas ancestrales.

Este tipo de encuentros nos permiten revalorizar el agua como bien fundamental en la continuación de la tradición rural y la importancia de la acción política y de los jóvenes en el reconocimiento, valoración y sostenimiento de este gran recurso como lo son las acequias, las cuales requieren de acciones administrativas, políticas, ciudadanas y económicas para sostenerse en las nuevas generaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *