Servicios sociales, ONGs o asociaciones sin ánimo de lucro luchan contra la exclusión social más que nunca durante la pandemia

  • Durante la pandemia, el paro ha subido 8 veces más en colectivos en riesgo de exclusión
  • La asociación albaceteña “Llanero Solidario” trabaja con más de 100 personas en exclusión o riesgo de exclusión

 

Para cuantificar y poner números a la situación de las personas más vulnerables tras estos meses de pandemia, Cáritas Diocesana ha publicado el informe “El primer impacto en las familias acompañadas por Cáritas”. En el estudio se hace referencia a que “una vez más la crisis no ha sido igual para todos, los más frágiles han visto como más rápidamente y más intensamente sus condiciones de vida empeoraban, y en la mayoría de los casos se hundían al perder el empleo que realizaban, los exiguos ingresos que tenían”.

Para refutarlo, la organización ha mencionado por ejemplo datos de paro registrados por las personas a las que asisten; si en el conjunto de la sociedad ha subido un 2,5% entre febrero y abril, en la población acompañada por Cáritas ha subido hasta un 20% (73% en total). Esto ha supuesto que 3 de cada 10 hogares no dispongan de ningún ingreso, repercutiendo directamente en la alimentación, acceso a medicamentos, salud, influyendo en el rendimiento escolar debido al crecimiento de la brecha digital o simplemente la incertidumbre ante el futuro.

Con este informe, Cáritas constata la importancia que tienen asociaciones y organismos que, sin ánimo de lucro, ayudan cada día a personas que se ven afectadas de forma más acentuada ante situaciones como esta, al no tener recursos para poder afrontarlas. Incluso las propias administraciones trasladan la necesidad (ahora más que nunca) de ayudar a estas personas en exclusión o riesgo de exclusión.

Llanero Solidario se pone en marcha

Como todos los años, aunque con algún contratiempo más, la asociación Llanero Solidario ha conseguido poner en marcha todos sus proyectos. El colectivo albaceteño, que trabaja para ayudar a personas en riesgo de exclusión, ha tenido que adaptar alguno de sus talleres a la situación actual para seguir con las clases de forma online, y que los participantes no pierdan sus clases.

Aunque la mayoría de los cursos se está celebrando de manera presencial, alguno de ellos ha tenido que hacerlo de manera telemática, como “EcoNatural”. El proyecto, que imparte formación en técnicas de venta y markéting, se venía desarrollando en la capital albaceteña, pero debido a las restricciones adoptadas para contener la pandemia, aún no se ha podido reabrir.

El resto de proyectos se están celebrando con normalidad, pero todos ellos han tenido que adoptar las medidas de seguridad necesarias para poder continuar con la formación. Alguno de ellos como “Germina Empleo” (Mahora, Alcaraz y Valdeganga), al desarrollarse en espacios abiertos, ha sido más sencillo , al poderse respetar las distancias de seguridad. Aún así, las personas que participan en el mantenimiento del vivero y los huertos, deben hacer uso de las mascarillas y utilizar gel hidroalcohólico con frecuencia, igual que el resto de participantes.

En el caso de “Conecta Empleo” en Montealegre del Castillo, donde se ofrece formación en gestión de redes sociales a los usuarios, se limpia a diario las mesas de las alumnas y al estar en espacio cerrado, se mantienen las distancias de seguridad y el uso de mascarilla. “Cajón de Sastre” (Pozo Cañada) y “Entre Costuras” (Chinchilla de Montearagón y Ontur), donde se forma a las usuarias en técnicas de confección, ha adoptado también estas medidas, pero además sus participantes se han volcado en la fabricación de mascarillas higiénicas reutilizables de tela. Con esta iniciativa, se proporciona una solución sostenible ante el problema del aumento de plástico, y se ayuda con su compra a personas en riesgo de exclusión, ya que el dinero de su venta va destinado a los participantes de los proyectos.

Acompañamiento hasta la búsqueda de empleo

Una vez las personas han recibido la formación correspondiente, “Recalculando Ruta” hace de puente hasta que encuentran un trabajo. Es en este momento cuando se ofrece una orientación laboral, técnicas en búsqueda de empleo y hasta prácticas, pero siempre en el mercado laboral local, alejado de grandes cadenas.

“Incorpora”, proyecto financiado por Obra Social La Caixa, es el último paso para incorporarse a un puesto de trabajo. Hay una persona encargada de buscar ofertas de empleo y encontrar el perfil entre los participantes de todos los proyectos. Con “Incorpora” se cierra el ciclo y las personas que han sido formadas cuentan con oportunidades laborales que les permitan salir de la exclusión o del riesgo de exclusión social.

En total, Llanero Solidario emplea a 16 profesionales y con proyectos en 8 poblaciones distintas. Este año van a ser 74 personas las que se van a beneficiar de cada uno de los cursos, y otras 50 más que participan en “Incorpora”.

Todos estos proyectos son posibles gracias a la colaboración de los Ayuntamientos de las localidades mencionadas, junto con la financiación del Fondo Social Europeo y la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El proyecto “Incorpora” se realiza gracias a la Obra Social La Caixa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *